camisetas sure espana

París 1924 y Ámsterdam 1928, la Federación alegó, como muchas otras selecciones diversos impedimentos para acudir: el largo viaje y coste necesario en barco hasta llegar al país sudamericano, por lo que rechazó tomar parte en la misma, a pesar de que Uruguay decidió hacerse cargo de todos los gastos y compensar a las selecciones participantes en un intento por prestigiar el torneo. Todo esto explica por qué durante el Mundial de China, los aficionados españoles que viajaron hasta allí para apoyar a La Familia iban ataviados habitualmente con la camiseta de la selección española de fútbol, los Chicago Bulls o cualquier camiseta roja que viniese a cuento, camiseta españa 2022 incluso la del Club Baloncesto Miraflores de Burgos.